Belleza Coreana

Dudas comunes sobre K-Beauty

“¿Siempre tengo que hacer los 10 pasos?”

No. Piensa que de los 10 pasos, tres sólo se realizan de manera puntual (el exfoliante y la mascarilla se usan un par de veces a la semana y el protector solar obviamente sólo se aplica por el día). Además, no necesariamente le tienen que ir bien a tu piel los 10 pasos, quizás para ti funcionen menos. Así que tómate la Rutina Coreana no como ley, sino como una guía que puedes adaptar según tus necesidades.

 “¿Realmente es necesario realizar una rutina por la mañana y otra por la noche?”

Piensa que no basta con eliminar toda la suciedad, sudor, maquillaje o restos de polución por la noche, también deberás cuidar la piel por la mañana ¿Por qué? Porque mientras dormimos nuestra piel aprovecha para regenerarse y producir sebo que va a parar a los poros, que junto a los restos de los productos que llevamos encima, pueden obstruirlos, ensancharlos y aumentar la producción de grasa (con la consiguiente aparición de puntos negros y granitos). Y no sólo eso, además si no realizas la rutina AM, la piel perderá eficacia a la hora de absorber los ingredientes de los productos que te apliques por el día, e incluso se volverá de un tono más apagado y de aspecto fatigado.

“¿De verdad es necesaria la Doble Limpieza? ¿Aunque tenga la piel grasa?”

¡Así es! Usar cada vez un aceite limpiador primero y un limpiador acuoso a continuación es IM-POR-TAN-TE ¿Por qué? Porque cada uno limpia un tipo concreto de “suciedad”. Un aceite limpiador que eliminará y descompondrá todos los residuos de base oleosa como el maquillaje, el protector solar o el exceso de sebo de la piel (de ahí que sea fundamental para las pieles grasas). Los limpiadores de base acuosa, sin embargo, no pueden eliminar este tipo de residuos porque ya sabes que el agua y el aceite no se pueden mezclar. Lo que sí pueden hacer estos limpiadores  es eliminar cualquier resto de suciedad o impureza compuestas a base de agua como el sudor o la suciedad en general.

“Diez pasos son tantos que no recuerdo nunca el orden, ¿da igual si no sigo exactamente el mismo orden?”

En realidad sí que importa y mucho. El orden de la Rutina Coreana garantiza que tu piel absorba de manera eficaz todo lo que te apliques. Pero no necesitas memorizar ningún orden. Sólo hace falta aplicar la lógica. Aquí tienes toda la explicación pero en resumen, piensa que la Rutina Coreana se divide en 3 grandes fases: una primera de limpieza, una segunda de hidratación y tratamiento (siempre desde las sustancias más ligeras a las más densas) y, por último, una de protección frente a agresiones externas como el sol.

“¿Cuánto tiempo tengo que esperar entre paso y paso?”

En el caso de la Doble Limpieza, lo ideal es que te des un suave masaje de unos 30 segundos con cada uno de los limpiadores. En el caso de los hidratantes, esperar que se hayan absorbido casi completamente antes de aplicarte el siguiente paso. Y en el de los protectores solares, antes de aplicarlos, sí o sí tienen que haberse absorbido perfectamente todos los hidratantes anteriores.

 “¿Tantos pasos no obstruirán mis poros?”

No. Los “10 pasos” no significa “10 capas de hidratantes”. De hecho, los pasos de la Doble Limpieza, el exfoliante y el tónico están pensados precisamente para limpiar y desobstruir los poros. En cuanto al resto de pasos, están específicamente planteados para que la piel los pueda ir absorbiendo eficazmente.

“¿Puedo utilizar mi crema para el rostro como crema para el contorno de ojos?”

¡Ya nos gustaría a nosotras también! Como siempre decimos, mejor eso que nada pero será insuficiente. La piel del contorno es hasta cinco veces más fina que la del resto del rostro y tiene una proporción muy pobre de colágeno, ceramidas y elastina, que son los que aportan elasticidad, firmeza e hidratación a la piel, y que, por eso, son los ingredientes que suelen estar presentes en la mayoría de las cremas para el contorno de ojos.

“¿No es un poco exagerado usar protector solar todo el año?”

Da igual verano o invierno. El sol es agresivo todo el año y cada día que salimos de casa sin protegernos, el sol estará acelerando el proceso de envejecimiento de nuestra piel, además de empeorar las cicatrices acnéicas y provocar manchas solares y posibles problemas de salud.

 

Entradas Relacionadas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *